Disfrutar de la comida comienza por el respeto a los sabores

Las técnicas culinarias que utilizamos para elaborar nuestros platos son fundamentales para alcanzar la excelencia del sabor.

Claves para disfrutar de un buen plato de comida hay muchas, pero pocas despiertan tanta unanimidad como la de respetar los sabores de los alimentos. En un segundo escalón, los expertos en la materia hablan de cuidar siempre la presentación de nuestras creaciones. Ambas cosas son fundamentales para obtener el aprobado de los jurados más exigentes, profesionales o no.

En un momento en el que cocinar está más de moda que nunca, respetar las denominadas "líneas de sabores" es algo casi obligatorio. Y es que mezclar dos alimentos que nos gustan mucho no significa que vayan a dar como resultado uno que sabe mejor todavía. Incluso los platos más atrevidos de nuestro panorama siguen unas pautas concretas. Nada es al azar entre fogones. ¿Dulce con picante?, ¿dulce con salado?, la pericia del cocinero tiene mucho que ver en esto, pero también las técnicas que elijamos para tratar los ingredientes.

La cocina al vapor es algo que existe desde hace centenares de años, pero se trata de una técnica que se ha mejorado increíblemente con electrodomésticos como los hornos Siemens 100% vapor o los de cocción convencional con aportes de vapor.

Utilizando vapor en nuestros platos nos aseguramos resultados excelentes, puesto que se combina con otras técnicas de calentamiento para llevarnos a la excelencia. ¿Qué más nos aporta este modo de cocinar? Asados crujientes y jugosos o verduras en su punto exacto.

Además la cocina precocinada conserva su textura y sabor original gracias a los aportes de vapor de la función Regenerar. Es incluso útil para volver a hornear repostería y fermentar masas con el volumen deseado.