Hacer más con menos.

La etiqueta energética de la Unión Europea es una ayuda de confianza a la hora de comprar un nuevo electrodoméstico. Desde septiembre de 2014 los aspiradores también incluyen la etiqueta energética de la Unión Europea. De un solo vistazo la etiqueta muestra la clase de eficiencia energética (desde A hasta G), la clase de eficacia de limpieza sobre alfombras y sobre suelos duros, y las clases de emisiones de ruido y de reemisión de polvo. Así es más fácil elegir el modelo que mejor se adapta a las necesidades personales. Desde la introducción de la nueva etiqueta energética, los nuevos aspiradores no pueden exceder de 1.600 vatios de potencia. A partir del 1 de septiembre 2017 esta cifra se reducirá hasta los 900 vatios. Esta medida trae consigo un importante ahorro de energía y una ayuda para el medio ambiente. También significa un reto para los fabricantes, que deben conseguir el mismo rendimiento de menos potencia.

Una guía de compra transparente y útil: la etiqueta energética.

La nueva etiqueta energética proporciona de un vistazo toda la información importante a la hora de elegir el aspirador correcto para cada hogar.

1. Clase de eficiencia energética.

El principal criterio para una calificación energética favorable es un menor consumo de energía. El rendimiento de limpieza no juega un papel importante en este valor.

2. El consumo energético medio anual

Calculado para una casa promedio con 87 m2 de superficie útil con una frecuencia de 50 veces al año.

3. Una información más detallada

Las dos clases de potencia de limpieza situadas en la parte inferior de la etiqueta son especialmente importantes para la elección de un aspirador. Además, la etiqueta muestra otras clasificaciones relacionadas con el confort, como el nivel de reemisión de polvo o nivel de ruido.

¿Es importante para usted un bajo consumo de energía?

La parte superior de la etiqueta muestra la clase de eficiencia energética (A a G) y el consumo medio anual. Sin embargo, se debe observar también las dos clases de rendimiento de limpieza colocadas en la parte inferior de la etiqueta. Estos dos valores son especialmente importantes para la elección de un aspirador, porque la clase de eficiencia energética "A“, al tener en cuenta sobre todo el consumo eléctrico, no conlleva necesariamente que el aspirador va a realizar un buen trabajo de limpieza.

1. Clase de reemisión de polvo

Es el indicador de aire limpio que sale del escape. Limpiar el polvo exhaustivamente es muy importante para personas con alergias. Está relacionado con el tipo y la calidad de filtro de salida y con el correcto sellado del aparato.

2. Nivel de potencia acústica

Indica el nivel de ruido de una aspiradora en dB (A). Unos pocos decibelios marcan la diferencia entre un aspirador insoportablemente ruidoso o muy silencioso.

3. Clase rendimiento de limpieza en alfombras

Mide el porcentaje de polvo recogido de una alfombra en una prueba y un tipo de alfombra estandarizados. Los mejores aspiradores actuales se obtienen una clase C. Una clase superior significa una limpieza muy profunda de la trama de la alfombra.

4. Clase de eficacia de limpieza en suelos duros

Medido en porcentaje de polvo recogido. Muestra la recogida de polvo de una hendidura llena de polvo en un panel de ensayo de madera.

Servicio de asistencia técnica

¿Necesitas información adicional o resolver cualquier duda sobre un electrodoméstico Siemens?

Servicio de asistencia técnica

Distribuidores

¿Buscas un distribuidor en tu zona?

Buscar distribuidor