Preguntas frecuentes sobre campanas.

Resuelve tus dudas con estas preguntas y respuestas sobre tu campana.

Queremos que aproveches todo el potencial de tu campana y, por ello, hemos recopilado para ti las preguntas más frecuentes sobre su uso. Aquí encontrarás la información necesaria para el día a día de este electrodoméstico tan imprescindible en nuestro hogar. ¡Sácale el máximo partido!

¿Qué tipos de campanas hay?

Hay distintos modelos de campanas de extracción. Te damos las claves de cada uno de ellos.

  • Extractores de techo: son los más discretos, porque se integran a la perfección en el techo de la cocina. Pasan desapercibidos, son muy eficaces y pueden manejarse con un mando a distancia.
  • Campana extraplana: encajan a la perfección en los muebles de la cocina. Tan sólo hay que extraerlas cuando se utilizan. Hay también distintas medidas y diferentes acabados. Los filtros de grasa de estas campanas son fáciles de retirar y se limpian en el lavavajillas.
  • Campana de pared: Aportan un toque de diseño extra a la cocina, ya sean rectas o inclinadas, pero hay que tener en cuenta que para instalarlas se requiere tener un espacio libre sobre la zona de cocción, sin muebles. Hay campanas que combinan el acero inoxidable con el cristal de color negro.
  • Campanas decorativas inclinadas: son muy similares a las campanas de pared, pero con un diseño todavía más espectacular. Una de sus ventajas, además de su estética, es que nos permite movernos con mayor comodidad cuando cocinamos nuestros platos al tener más espacio. Son también muy silenciosas y eficientes.
  • Campanas isla: suelen instalarse en cocinas amplias, con suficiente espacio. Tienen una gran capacidad de extracción y son capaces de crear un lugar con encanto dentro de la cocina.
  • Módulos integrables: son discretos, a la vez que potentes, porque encajan a la perfección en el armario superior de la placa de cocción. La parte inferior del módulo queda enrasada con el mueble hasta tal punto que es prácticamente invisible.

¿Qué campana debo elegir para mi cocina?

Para calcular la potencia que necesitamos tendremos que tener en cuenta las veces que cocinamos y, sobre todo, la superficie de nuestra cocina. Multiplicamos el ancho por la altura y el largo y ya tenemos la cifra que indica el volumen de la estancia.

A continuación, sólo tenemos que volver a multiplicar los m3 de nuestra cocina por un número comprendido entre el 6 y el 12, que son las veces que una campana debe renovar el aire de la estancia por hora. Después de este cálculo tan sencillo, ya tenemos la capacidad de extracción que necesitamos en nuestra cocina.

Por ejemplo, si tenemos una cocina de 25 m3, deberemos multiplicar esa cifra por 6 para calcular la velocidad mínima y por 12 para la velocidad máxima de la campana:

25x6= 150 m3/h

25x12= 300 m3/h

Con estos resultados, deberíamos elegir una campana cuya capacidad de extracción a velocidad máxima fuera como mínimo de unos 300 m3/h. Si la instalación de salida de aire no es óptima, se deberá optar por una campana de capacidad de extracción mayor. En cualquier caso, si se elige una campana de capacidad de extracción mayor, permitirá extraer el humo de la cocina con velocidades bajas y, por lo tanto, con menos ruido.

¿De qué depende la capacidad de extracción de una campana?

La capacidad de extracción depende del motor de cada modelo, pero puede verse reducida si la instalación no es adecuada. Para evitar que esto suceda, se requiere utilizar tubos con un diámetro grande y lisos, intentar que el trayecto sea lo más corto posible y evitar cambios de dirección acentuados.

¿Qué se debe tener en cuenta a la hora de limpiar una campana extractora?

Para limpiar de forma adecuada la campana extractora, hay que quitar en primer lugar las manchas de grasa; limpiar los filtros antigrasa con regularidad una vez al mes y cambiar los filtros de carbón activo en los sistemas de recirculación. En ningún caso, se debe utilizar la campana extractora sin filtros o con los filtros llenos de grasa.

Para evitar el riesgo de incendio o explosión, nunca se deben emplear líquidos inflamables o disolventes. Además, hay que desenchufar o desconectar siempre el aparato de la red eléctrica antes de realizar cualquier trabajo y comprobar que toda la campana, incluidos filtros y bombillas, se ha enfriado.

El rendimiento de la campana extractora depende de la limpieza de las entradas y de los filtros. La frecuencia con la que se debe realizar la limpieza depende del número de veces que se cocine al día, pero se recomienda limpiar los filtros antigrasa cada uno o tres meses, dependiendo del uso.

¿Cómo se pueden limpiar los filtros metálicos de las campanas extractoras?

Podemos limpiarlos a mano o en el lavavajillas. Si los lavamos a mano, se recomienda dejar los filtros a remojo en agua caliente con jabón; limpiarlos, aclararlos a fondo y dejar escurrir bien el agua.

Se pueden lavar también en el lavavajillas sin problema, pero se debe tener cuidado de no lavarlos con vajilla o cubertería cuando están llenos de grasa. Los productos desengrasantes, probados y validados por Siemens ayudan a dejar los filtros totalmente limpios.

¿Se puede lavar el filtro de carbón activo y volver a utilizarlo?

No. Los filtros de carbón activo no se pueden limpiar ni lavar, solo se pueden reemplazar. Este tipo de filtros se usan para neutralizar olores cuando la campana renueva el aire de la cocina. Deben reemplazarse cuando están visiblemente sucios o decolorados, normalmente cada seis o doce meses, aunque depende del uso de la campana extractora. Los filtros de carbón, probados y validados, pueden solictarse directamente a Siemens.

¿Cómo se puede limpiar el filtro metálico antigrasa de una campana extractora?

¿Cómo se pueden limpiar las superficies pintadas de una campana extractora?

En estos casos, se recomienda lavar con agua caliente con jabón, enjuagar después y secar. No debemos usar limpiadores en polvo, lana de acero, limpiadores para hornos u otros productos de limpieza abrasivos.

¿Cómo se pueden limpiar las superficies de acero inoxidable de una campana extractora?

Si la campana es de acero inoxidable, deberemos limpiar la superficie con un producto de limpieza suave o un limpiador específico. Es aconsejable limpiar la zona con un trapo seco para evitar que se formen marcas de agua y hacerlo en el sentido del pulido.

El limpiador y los trapos para acero inoxidable, probados y validados, se pueden pedir directamente en la tienda Siemens. Las toallitas no son tóxicas, por lo que se pueden utilizar en superficies en contacto con alimentos.

¿Cómo se deben proteger las superficies de acero inoxidable?

Las superficies se pueden tratar con un trapo impregnado de aceite, previamente probado y validado, para evitar las huellas y las marcas. Algunas personas utilizan aceite para bebés o productos similares para tratar el acero inoxidable. No obstante, estos productos no funcionan, puesto que atraen el polvo y las pelusas haciendo que se forme suciedad. El mismo aceite acondicionador con el que se impregnan las toallitas se puede pedir en la tienda Siemens. No es tóxico y, por tanto, puede utilizarse en superficies que están en contacto con alimentos.

Puede ocurrir también que el conducto del aire esté obturado. En estos casos habrá que solicitar la comprobación de todo el conducto de salida del aire. Si la campana extractora cuenta con un dispositivo de retención, este deberá comprobarse también. En caso necesario, deberá limpiarse el conducto de salida del aire. Nuestra garantía no cubre los conductos de salida del aire obturados.

¿Qué diferencias existen entre el sistema de recirculación de alta eficiencia y uno convencional?

Muchísimas. Las campanas con un sistema de alta eficiencia tienen mayor superficie de carbón activo, por lo que absorben mejor las grasas, los humos y los olores del ambiente. Además, estos filtros sólo deben renovarse una vez al año, en lugar de dos, y son mucho más fáciles y cómodos de cambiar.

Estos modelos tienen también más ventajas, porque generan menos ruido, ya que emiten tres decibelios menos que los filtros de carbón activo convencionales.

¿Qué consejos debo seguir para sacar el máximo rendimiento a la campana?

El primer consejo es muy sencillo, ya que consiste en encender la campana unos minutos antes de empezar a cocinar. Este simple gesto favorecerá que el ambiente esté completamente limpio de impurezas antes del comienzo de la cocción.

Al igual que es aconsejable encender la campana unos minutos antes, también se recomienda no apagar la campana cuando acabemos de cocinar, sino dejarla funcionando unos minutos más para depurar los vapores de la cocción.

Hay modelos que tienen un sistema de desconexión automática. Estas campanas permanecen funcionando unos minutos a potencia mínima hasta que se desconectan automáticamente una vez transcurrido el tiempo previsto.

¿Qué distancia debe haber entre la placa de cocción y la campana de extración?

Aunque dependerá del modelo, la distancia mínima entre la zona de cocción y la campana de extracción debe ser por norma general de 55 centímetros si la placa es de vitrocerámica o de inducción. En cambio, si la placa es de gas, la distancia deberá ser superior, de 65 centímetros.

Si se trata de un módulo de integración, esa distancia mínima tendrá que ser siempre de 50 centímetros para placas eléctricas y de 65 centímetros para placas de gas.

En las campanas extraplanas la distancia podrá verse reducida hasta 43 centímetros, siempre que se use una placa eléctrica.

La campana de extracción desprende olores cuando está en funcionamiento, ¿Qué puedo hacer?

Esto se debe a que el filtro está saturado y no puede absorber más grasa, por lo que debe limpiarse o sustituirse. Una solución para evitar que esto suceda es instalar un filtro metálico antigrasa. Estos deben limpiarse aproximadamente una vez al mes a mano en el lavavajillas. Si optamos por lavarlos en el lavavajillas, deberemos hacerlo a una temperatura baja, colocar los filtros con cuidado en las rejillas y no lavarlos junto a otras piezas de vajilla.

Si se lavan a mano, se aconseja dejarlos en remojo en agua caliente con jabón durante un par de horas. A continuación, se debe cepillar los filtros, lavarlos y dejarlos escurrir.

¿Qué más puedo hacer para evitar olores?

Para evitar olores se recomienda utilizar la función de marcha prolongada. Si el aparato no tiene esta función, siempre podemos dejar la campana extractora otros diez minutos funcionando manualmente. De esta forma se absorberá también el resto de vapores que se desprendan al cocinar.

¿Qué diferencia hay entre presión sonora y potencia sonora?, ¿En cual debemos fijarnos?

Estos parámetros suelen aparecer en la ficha técnica de cada campana. Entre estos dos datos, el más interesante y fiable para saber el nivel de ruido de cada modelo es la potencia sonora. Ésta refleja el sonido real emitido y probado en el laboratorio y, por tanto, es independiente de las condiciones del ambiente.

En cambio, la presión sonora dependerá de la habitación donde está instalada y de los factores que intervienen en cada lugar, por lo que no es muy fiable a la hora de comparar unos modelos con otros.

¿Cuántos decibelios emite una campana de extracción silenciosa?

Los modelos más silenciosos emiten 40 decibelios en el primer nivel, es decir la mitad del sonido de un secador (85dB), inferior que el de un teclado (50 dB) y similar al de un grifo abierto (45dB).

Obviamente el ruido será mayor conforme subamos la potencia, pero siempre hay unos modelos más silenciosos que otros. Hay fabricantes que incorporan un sistema de insonorización y un motor que no emplea escobillas, lo que hace que el ruido se reduzca de forma considerable.

¿Qué puede generar óxido y qué puedo hacer para evitarlo?

La utilización de productos agresivos con cloro o ácidos o la infección con polvo metálico durante el montaje de la cocina puede generar óxido. Muchas veces se generan procesos extremos de corrosión si se deja el aparato sin limpiar durante varias semanas después de su montaje. Para evitarlo, se recomienda aplicar producto conservante tras la realización de cualquier trabajo con metal.

Encuentra un distribuidor

Busca el distribuidor más cercano y pregunta por nuestros productos.

Buscar distribuidor

Servicio de atención al cliente

Atención telefónica 24 horas / 7 días a la semana.

902 118 821

976 305 714

Contacta con nosotros