Uso de cookies

Siemens utiliza cookies propias y de terceros para mejorar los servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en los siguientes enlaces:

[global.cookielaw.txt.secondparagraph]

Entre la alta tecnología y la jardinería urbana.

Vida sostenible en Hong Kong

Descubre cómo esta pareja inspiradora ha ido más allá y ha diseñado un modo de vida diferente que les beneficia tanto a ellos como al resto del mundo.

Kevin Chu, arquitecto y diseñador, y Giulia Dibonaventura, ECO 1, Discovery Bay (Hong Kong)

Hong Kong es bien conocida por sus negocios internacionales, por sus rascacielos al estilo futurista de Blade Runner y por su ritmo de vida frenético. Sin embargo, a tan solo 25 minutos en ferry del centro de la ciudad nos encontramos con Discovery Bay, en la isla Lantau. A los coches no se les permite circular por Discovery Bay, solo a los carritos de golf, y un enorme parque nacional atraviesa la isla.

Parece apropiado que el arquitecto y diseñador Kevin Chu y su esposa Giulia Dibonaventura decidieran echar raíces en Discovery Bay. Cuando trabaja en los proyectos de su empresa, COC Design, Kevin siempre tiene en cuenta los aspectos medioambientales: buscando la influencia de las formas de la naturaleza, utilizando materiales sostenibles o reciclados y teniendo en cuenta el impacto medioambiental de las estructuras.

Y como pareja, Kevin y Giulia ponen en práctica las mismas ideas a las que COC Design da vida: tienen un huerto en el tejado de su ático en el que plantan el 80% de sus verduras y construyeron su casa con materiales reciclados. Entre las altísimas estructuras de acero y hormigón de la ciudad, su casa es un refugio verde.

Los dos habéis hecho de la sostenibilidad el centro de vuestras vidas. Contadnos de dónde surgió esa idea.

Kevin: Empezó con este piso. Cuando compramos el piso y decidimos que íbamos a hacer todas estas cosas es cuando cambiamos realmente.

Giulia: Siempre habíamos vivido de alquiler, así que no podíamos hacer muchas cosas. Pero cuando compramos este piso pensamos: "Vale, ¡va a ser como nuestro recreo!" Además yo crecí en una familia en general respetuosa con los demás y con el medio ambiente. Ambas cosas van juntas: cuando respetas tu entorno, al mismo tiempo respetas las vidas de los demás. Desde que era pequeña, siempre reciclábamos cosas y siempre intentábamos ahorrar luz y agua. Me ha salido todo muy natural. Para Kevin ha sido algo distinto.

Kevin: Yo crecí en una familia a la que no le importaba una mierda. [ríe] ¡Estoy siendo sincero! A la mayoría de mi familia no le importa el medio ambiente. Si les dijera a mis primos que se compren un coche electrónico, ¡se reirían de mí! ¡Su sueño es comprarse un Ferrari con un motor de combustión enorme! Antes de conocer a Giulia, diseñaba cosas inspirado por la naturaleza y creaba fusiones entre la naturaleza y el diseño, pero eso no significa que fueran sostenibles. Eran simplemente ideas atractivas y modernas. Pero desde que conocí a mi mujer, empecé a aprender.

Giulia: Le dije a Kevin que si quería ser un arquitecto que se inspirase en la naturaleza, tenía que vivir según esos ideales. No puedes vender un producto sostenible y no vivir de una manera sostenible. Siempre estoy detrás de Kevin con el tema del reciclaje.

¿Cómo es un día cualquiera en vuestras vidas? ¿Y en qué se diferencia del de otras personas en Hong Kong?

Giulia: Normalmente al levantarnos tomamos el desayuno, y lo primero que hace Kevin es ocuparse del huerto del tejado. Comprueba que todo esté bien, que no haya insectos, ¡todas las tareas del horticultor! Yo normalmente me ocupo de hacer la compra para la comida y la cena. A los dos nos gusta cocinar y a los dos nos gusta comer bien. Ahora me ocupo yo de la cocina, pero cuando Kevin tiene tiempo lo hacemos juntos.

Kevin: Como ella es italiana suele cocinar comida italiana, pero yo soy mucho mejor haciendo comida tailandesa y asiática, así que eso lo hago yo. Por la mañana, me ocupo del huerto urbano del tejado, y a veces, cuando no tengo tanto trabajo, me gusta salir a andar y a hacer deporte. Al hacer ejercicio fuera me inspiro, viendo las plantas y los animales que haya por ahí, y lo incorporo a mis diseños. Tenemos suerte de vivir en esta zona de Hong Kong, ya que es muy verde y accesible. También nos viene bien porque yo trabajo desde casa. Si trabajase en una oficina, claro que lo que hago sería mucho más difícil de hacer. En vez de vivir con el típico ritmo de Hong Kong de trabajar todos los días hasta tarde, puedo permitirme trabajar como quiero y pasar tiempo fuera de casa durante el día.

Giulia: La mayoría de la gente tiene que trabajar en una oficina. Nosotros tenemos suerte de tener tanta flexibilidad. Por eso escogimos vivir en esta zona. Cuando tenemos tiempo libre nos gusta salir de paseo, a andar o lo que sea, o incluso subir al tejado a tomar una copa de vino y a echar un vistazo a las plantas.

Cuando uno piensa en Hong Kong, lo primero que viene a la mente no suele ser una imagen de la naturaleza, así que es curioso que pasar tiempo fuera de casa sea tan importante en vuestro trabajo y en vuestras vidas.

Giulia: Aunque Hong Kong sea una ciudad muy grande, la naturaleza en su estado salvaje sigue estando al alcance de la mano. Vivimos en Pekín durante cinco años y Pekín está llena de parques, así que si queríamos pasar tiempo fuera de casa, nos íbamos al parque, ya que la montaña queda demasiado lejos. En comparación con Pekín, Hong Kong es pequeño y justo a las afueras de la ciudad ¡tenemos espacios naturales! Tenemos suerte porque vivimos en las afueras y ¡desde la ventana podemos ver el bosque! Pero aunque vivieras en el centro de la ciudad, puedes ir al parque nacional en media hora. Aunque Hong Kong pueda ser a veces estresante, ¡es un buen equilibrio!

¿Qué tipos de plantas cultiváis en vuestro huerto?

Kevin: ¡A veces ni sé lo que hemos plantado! Hemos plantado rúcula, kale, berenjenas, tomates, albahaca, tomillo y algunas hierbas más.

Giulia: Unos buenos tomates aquí son todo un lujo.

¿Y entonces qué come la gente en Hong Kong?

Kevin: Todo el mundo sale mucho a comer. Si te fijas en los pisos de Hong Kong, incluso en los grandes, la cocina suele ser bastante pequeña. ¡La tienen de adorno! Mis primos, si no tuvieran una empleada que cocina para ellos, comerían fuera todos los días, seguro. Tiene mucho que ver con las presiones del trabajo. Si tienes que trabajar hasta las 8:30 de la tarde, luego no cocinas. Solo quieres llegar a casa, comer algo y echarte a dormir.

Giulia: Bueno, más o menos. Cuando vivíamos en Pekín, yo trabajaba mucho, y aun así era la que me ponía a hornear galletas en la cocina como loca en mitad de la noche. Al día siguiente me levantaba igual y me iba al trabajo. Depende de si te gusta cocinar o no. A nosotros dos nos encanta. A veces también somos vagos y nos apetece salir a cenar, pero es que la mayoría de la gente no sabe cocinar.

¿Entonces vuestra casa (un concepto de hogar que habéis llamado ECO 1) representa vuestro esfuerzo por reconciliar la ciudad y la naturaleza?

Kevin: Bueno, el ECO 1 solo funciona en el contexto de Hong Kong. Si llevara este sistema por ejemplo al pueblo de Giulia, no tendría ningún sentido. Allí ya hay muchísima tierra cultivable. Esto es lo que mi empresa lleva haciendo los últimos diez años: traer ese modo de vida más agrícola a la ciudad. Y el experimento en nuestra casa es una consecuencia de lo que hace mi empresa, pero va en contra de todas las modas que sigue la gente en la ciudad. En Hong Kong es algo tan único que podría funcionar como una ideología del diseño. Nosotros contamos con un tejado plano, pero en la mayoría de los pisos en Hong Kong no podrías cultivar más que una planta de albahaca. No es un sistema que se pudiera adaptar a todo el mundo en Hong Kong.

En vuestra casa también tenéis muchos objetos fabricados con material reciclado, como lámparas de cartón, una estantería de poliestireno y tableros de aglomerado. ¿Es esto una tendencia al alza en Hong Kong?

Kevin: En el mundo comercial de Hong Kong, se utilizan materiales reciclados, pero en lo que respecta a las casas, a la gente no le gusta usar esos materiales. Les parece barato o que queda feo. Por todo el mundo, fuera de Hong Kong, la gente utiliza materiales reciclados en el diseño interior de sus casas. Pero a la gente de Hong Kong todavía les gusta ese aspecto de mármol o de roble sólido. Pero ¡usar materiales reciclados cuesta casi lo mismo! Pero si alguien puede permitirse unas sillas de madera auténtica, ¿por qué iba a querer pagar por plástico reciclado? Depende de la visión del mundo que tengas. Si quieres involucrarte un poco más, ahí tienes tu respuesta.

Kevin, tú incorporas nuevos materiales a tus diseños, pero también nuevas tecnologías. Cuéntanos un poco más sobre tu enfoque.

Kevin: ¡Ahí es donde Giulia y yo somos muy diferentes! Me encantan las tecnologías y las construcciones de la antigüedad, pero también la tecnología punta de hoy en día. Por eso me gusta mezclarlas. Estoy trabajando en un entorno de realidad virtual con edificios en los que los clientes podrán entrar para ver lo que estoy haciendo. Y utilizo un dron para sacar las fotografías. Cuando voy a una obra, necesito que el ángulo sea el correcto. No hay nada sacado de Google Maps que sea tan correcto, así que necesito el dron para conseguirlo. También me gustan mucho los materiales nuevos. Necesito conocer las últimas novedades en cuanto a materiales. Por ejemplo, hay una nueva pintura que absorve las toxinas. Cuando la limpias, te llevas también las toxinas y así no son un problema. Hay muchísimos proyectos de este tipo en marcha por todo el mundo. Yo soy un tío muy tecnológico, pero Giulia es bastante más relajada.

Unas soluciones sostenibles para la vida y una conciencia del diseño colectiva son características que definen nuestros tiempos, y Kevin y Giulia se toman esa idea muy en serio.

Innovaciones Siemens

Innovación

Desarrollamos tecnologías innovadoras que te ofrecen una vida sin contratiempos y más tiempo para que lo dediques a lo que de verdad importa.

Servicio Integral

En Siemens siempre estamos contigo, siempre a tu disposición.

Ante cualquier duda, no dudes en contactar con nosotros en el 976 305 714

Home Connect

Con Home Connect de Siemens ahora puedes controlar tus electrodomésticos Siemens y comunicarte con ellos siempre que quieras allá donde estés.