Cómo elegir la mejor campana para tu cocina

No siempre le prestamos la atención que se merece, pero la campana extractora es una pieza fundamental de la cocina. Cumple la función de eliminar humos y olores y de asegurar una correcta ventilación. Pero además de garantizar un ambiente libre de humos, la campana con su diseño es también una pieza decorativa y aporta un toque de elegancia a nuestra cocina.

La superficie de la cocina, la medida de nuestra placa de cocción, la instalación de ventilación del edificio o el diseño son algunos factores que tenemos que valorar antes de comprarla.

1. Elige una campana en función de tu cocina

Cómo es tu cocina y cuánto mide es una de las primeras preguntas que debemos responder para elegir un tipo de campana u otra. Si sobre nuestra placa de cocción tenemos un espacio libre, nos puede interesar instalar una campana de pared, pero si, por el contrario tenemos mueble, la mejor opción es un módulo de integración.

¿Qué tipos de campanas hay y en qué se diferencian?

Se integran a la perfección en el techo de la cocina. Si queremos aprovechar al máximo nuestro espacio, ésta es una buena opción porque, además de crear un espacio diáfano, son también muy eficaces. Suele haber de distintas medidas y, aunque estén en el techo de nuestra cocina, los manejamos con un mando a distancia. Hay modelos en cristal blanco retroiluminado y en acero inoxidable, con iluminación LED para una visibilidad perfecta en la zona de cocción.

Ver extractores de techo

Aportan un toque de diseño extra a la cocina, ya sean horizontales o inclinadas, pero hay que tener en cuenta que para instalarlas necesitamos tener un espacio libre sobre la zona de cocción, sin muebles. Hay campanas que combinan el acero inoxidable con el cristal del color negro.

Ver campanas de pared

Tienen un diseño todavía más espectacular. Una de sus ventajas, además de su estética, es que nos permite movernos con mayor comodidad cuando cocinamos nuestros platos al tener más espacio. Son también muy silenciosas y eficientes.

Ver campanas decorativas

Si nuestra cocina es lo suficientemente grande como para tener la zona de cocción en una isla a parte nos interesará colocar un extractor de techo o una campana de isla. Estas campanas tienen una gran capacidad de extracción y son capaces de crear un lugar con encanto dentro de la cocina.

Ver campanas de isla

Son discretos, a la vez que potentes, porque encajan a la perfección en el armario superior de nuestra placa de cocción. La parte inferior del módulo queda casi 100% enrasada con el mueble.

Ver módulos de integración

Encajan a la perfección en los muebles de la cocina. Tan sólo tenemos que extraerlas cuando vayamos a utilizarlas. Hay también distintas medidas y diferentes acabados. Los filtros de grasa de estas campanas son también muy fáciles de retirar y se limpian en el lavavajillas.

Ver campanas extraplanas

Calcula la potencia que necesitas

5. Calcula la potencia que necesitas

Ahora nos toca hacer cálculos para conocer la capacidad de extracción que necesitamos. No es un aspecto menor, porque esa potencia es la que define en última instancia el rendimiento de nuestra campana. En función de la capacidad de extracción, la campana filtrará el aire con mayor o menos frecuencia.

Para calcular la potencia que necesitamos tendremos que tener en cuenta las veces que cocinamos y, sobre todo, la superficie de nuestra cocina. Multiplicamos el ancho, por la altura y el largo y ya tenemos la cifra que indica el volumen de la estancia.

A continuación, sólo tenemos que volver a multiplicar los m3 de nuestra cocina por un número comprendido entre el 6 y el 12, que son las veces que una campana debe renovar el aire de la estancia por hora. Después de este cálculo tan sencillo, ya tenemos la capacidad de extracción que necesitamos en nuestra cocina.

Ampliar imagen

9. Una campana fácil de utilizar

Podríamos decir que la tecnología forma parte también del diseño, porque un ‘display’ de alta precisión aporta sin duda un toque elegante a nuestra campana.

Display de alta precisión

Permite temporizar la desconexión automática, programarla para purificar el aire de la cocina y regular la intensidad de la luz. Avisa cuando es necesario cambiar los filtros de grasa o carbón activo.

Control electrónico

Al igual que el anterior permite regular la luz, temporizar la desconexión y conocer si es hora de limpiar los filtros. Tiene una línea de pulsadores integrados en la campana para acceder fácilmente a sus principales funciones.

Sensor control ambiente

Además hay campanas que son capaces de medir la calidad del ambiente e intensidad del mismo mientras se está cocinando y ajustar la potencia de extracción al mismo.

Aunque lo hemos dejado para el final, no te olvides tampoco de preguntar por la garantía. Solemos acordarnos de ella cuando estamos pagando el electrodoméstico, pero es también una clave importante que debemos tener en cuenta. No todos los fabricantes ofrecen el mismo plazo de garantía. Hay algunos que llegan a ofertar hasta 10 años del motor. Un periodo largo de garantía nos indica que el fabricante está convencido de que su electrodoméstico no sufrirá incidencias en ese tiempo, porque los han sometido a exhaustivos controles de calidad. Y eso cuando haces una inversión de estas características se agradece.

Garantía de hasta 10 años

Y lo mismo ocurre con el servicio técnico. Tenerlo en nuestra ciudad o a escasos kilómetros del lugar donde vivimos nos garantiza que, en el caso de tener una avería, los técnicos llegarán en menos tiempo a nuestra casa. No está de más tampoco preguntar si tienen un teléfono de atención al cliente donde poder llamar para solucionar las dudas que tengamos con el funcionamiento de la campana.

Servicio Técnico

Y hasta aquí las claves más importantes para acertar con la campana de cocina. Esperamos haberte ayudado para que puedas elegir la que más se ajuste a tus necesidades. ¡Ánimo!